Enter your keyword

Responsive Advertisement

Hierbabuena

¿Qué es la hierbabuena?

La hierbabuena es una hierba que pertenece al grupo familiar de las labiadas ya que su corola se encuentra dividida en dos labios o segmentos. Estas plantas son fanerógamas (sus órganos reproductivos son visibles y adoptan la forma de flor), angiospermas (sus carpelos forman un ovario que alberga los óvulos) y dicotiledóneas (su embrión genera dos cotiledones u hojas).


HierbabuenaTambién llamada yerbabuena o hierba buena, la hierbabuena presenta tallos de unos cincuenta centímetros con hojas elípticas, flores de color rojizo y frutos secos. Gracias a su aroma y a su sabor, se emplea en la cocina como condimento.


Es importante tener en cuenta que varias especies reciben el nombre de hierbabuena. Por lo general, se denomina hierbabuena común a la Mentha spicata, que se emplea con fines medicinales y gastronómicos.


A esta hierbabuena se le atribuyen propiedades analgésicas, antisépticas, antiinflamatorias y antiespasmódicas. Lo habitual es que sea suministrada a través de una infusión que se realiza con sus hojas.


Origen e historia de la hierbabuena

La Hierbabuena es una planta perenne, lo que quiere decir que puede estar viva por un largo período de tiempo. Su aroma fresco e intenso permite que sea el condimento especial de la preparación de muchos alimentos y bebidas. Al ser una variedad de la menta, también se le puede conocer como «menta verde». Su origen es desconocido y aunque se han realizado varias investigaciones al respecto, no se tiene precisado el nacimiento principal de la planta.


Los estudios han arrojado que la Hierbabuena, es el resultado de la unión de dos especies de menta, una de ellas denominada como menta negra y la otra menta blanca. Aunque tampoco existe precisión en cuanto a la zona que dio su cultivo por primera vez, existen teorías que ubican las primeras plantaciones a las regiones de Europa, Norte de África y Asia. A pesar de que su predominancia se da en el sureste de Europa, actualmente su cultivo se ha realizado por todo el mundo.


Conocida también bajo el vocablo de «Yerba buena» es conocida desde la antigüedad, por sus numerosas propiedades medicinales. Sus usos en el área de la medicina alternativa, se remontan al siglo VIII en Europa, en donde de acuerdo a algunos registros históricos, el emperador Carlomagno emitió un documento donde se exigía en todo el reino cultivar la planta aromática en sus campos, de una forma obligada.


Se cree que gracias a su característico olor y facilidad de cultivar, la Hierbabuena se hizo conocida alrededor del mundo. De acuerdo al contexto histórico de la planta, se dice que en la Edad Media era considerada una hierba de gran valor para el tratamiento de problemas  relacionados al estómago y para el alivio de los mismos. De la misma manera como ha sido reconocida, como una planta medicinal también lo ha sido en el mundo culinario.


Beneficios y propiedades de la hierbabuena

  • Prevención de diabetes. Una de las propiedades que se ha investigado recientemente es la actividad del mentol en la regulación de los lípidos que circulan por el torrente sanguíneo. En experimentos con ratas con diabetes inducida, la ingesta del extracto de hierbabuena redujo los niveles de colesterol y triglicéridos, lo que puede ser indicio de una propiedad importante de prevención de la diabetes.
  • Actividad antioxidante. Ayuda a regular el proceso de oxidación celular, debido a las sustancias bioactivas que presentes en las hojas de la hierbabuena. Esta acción antioxidante permite a su vez prevenir procesos de inflamación y, en una toma regular combinada con otros estilos de vida saludables, puede ayudar a prevenir enfermedades degenerativas crónicas (como diabetes y las cardiovasculares).
  • Efectos antiespasmódicos y analgésicos. La ingesta y también el uso cutáneo del aceite de hierbabuena tiene propiedades como relajante muscular. A su vez esto permite amortiguar sensaciones dolorosas, cuestión que se atribuye a la acción de mentol. Por lo mismo se reconocen propiedades analgésicas.
  • Propiedad antibacterial. La hierbabuena ha mostrado distintos modos de acción en las bacterias y células eucariotas, exhibiendo distintas propiedades bactericidas. Esto puede ser debido a la presencia de componentes fenólicos que actúan como prooxidantes, lo que contrarresta la actividad de las bacterias. Además, uno de los efectos de las hojas de hierbabuena ha sido modular la actividad del sistema inmune, por lo que se le ha relacionado con efecto antiparasitario.
  • Favorece la digestión. La hierbabuena puede ser eficaz para aliviar malestar estomacal e indigestión. Estas últimas están generalmente provocadas por la permanencia prolongada de los alimentos en el estómago, durante su paso hacia el tracto digestivo. En este sentido, la ingesta de aceite de hierbabuena con las comidas ha resultado eficaz para aumentar la velocidad de paso de los alimentos; lo que significa que favorece su digestión.
  • Aliviar síntomas del intestino irritable. Otra de las propiedades relacionadas con el punto anterior es el alivio de los síntomas característicos del síndrome del intestino irritable, por ejemplo dolor estomacal y exceso de gases. El mentol ayuda a relajar los músculos del tracto digestivo, cuestión que ayuda a aliviar algunos de estos síntomas.
  • Propiedades relajantes. Tal como ocurre con otras infusiones naturales, la hierbabuena tiene propiedades importantes como relajante a nivel psicológico. Es así ya que puede provocar una reducción notable de la tensión nerviosa después de ingerirlo en un té caliente. Así mismo, el aceite de mentol, utilizado en la forma de ungüento tiene propiedades relajantes y refrescantes. Por lo mismo se utiliza en tensiones musculares importantes, como en el alivio de calambres.
  • Alivio de quemaduras. Relacionado con el punto anterior, el ungüento de aceite de mentol (especialmente cuando se mezcla con otros elementos como aceite de oliva) puede aliviar quemaduras leves. Esto está relacionado también con sus propiedades refrescantes.
  • Aliviar síntomas de resfriado. Suele pensarse que la hierbabuena tiene una propiedad descongestionante. De hecho, varios de los tratamientos farmacéuticos que se adquieren sin receta contienen mentol, un extracto primario del aceite de la hierbabuena. No obstante, el mentol en sí mismo no tiene una acción descongestiva. El efecto de alivio es provocado por la sensación refrescante que provoca la hierbabuena cuando la inhalamos.
  • Efecto vigorizante. Recientemente se ha relacionado la inhalación de aceites esenciales de la hierbabuena con las funciones cerebrales, especialmente en retención de información a corto plazo. También se ha propuesto que mejora el estado de alerta y disminuye la fatiga, por lo que podría ser considerado un vigorizante. No obstante son necesarios más estudios para que estos resultados sean concluyentes.

Presente en:


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Teteritas

Todos los derechos reservados. Con tecnología de Blogger.